Cómo prepararte para salir en bicicleta en invierno

El invierno es la peor época del año para los que practicamos ciclismo. El frío, el viento, la lluvia y la oscuridad de los días más cortos se vuelven un enemigo que nos invita a quedarnos en casa en lugar de salir a seguir disfrutando de la bicicleta.

Sin embargo, seguir practicando ciclismo en invierno es fundamental para preparar la temporada siguiente y requiere de una perseverancia y de un esfuerzo extras.

Sobrevivir al mes de noviembre

Jorge de Bikineros

Todo ciclista identifica noviembre como el mes del parón. Hay que parar, porque de lo contrario podemos quemarnos. Mentalmente, el ciclismo es un deporte muy duro. Son muchas las horas que pasamos encima de la bicicleta. Debido a ello hacer una parada en noviembre es altamente recomendable.

Relacionado:  Aprende a combatir el 'síndrome del ciclista quemado'

Cuando hablo de parar no me refiero a olvidarse de la bicicleta, sino a bajar el número de sesiones de ciclismo en favor de otras actividades. Las famosas escaleras de Zugasti, un poco de gimnasio, otros deportes que nos proporcionen un plus en ocio como el surfing, el tenis, running… Lo que sea con tal de relajar la mente sin olvidar que hacer deporte es nuestro modo de vida.

En mi caso me vuelco en la natación y el fitness, así como un poco de surf. Así consigo mantenerme en forma y descansar de tanta bici. Hago unas 500 horas al año con más de 10.000 kilómetros. Y eso, quieras o no, castiga la mente.

De diciembre a febrero: pedalear con frío y lluvia

Ciclista

Una vez pasado el parón, llega el momento de la base. Hay que hacer kilómetros. Y muchos. Pulsaciones en torno a 120 de media y muchas horas. En mi caso hice entre 10 y 15 horas semanales la pasada temporada, buscando dilatar el corazón y conseguir un mejor ritmo cardiopulmonar. Son cosas que nos metió en la cabeza Chema Arguedas y que han cuajado.

Relacionado:  Ejercicios para el entrenamiento de fuerza en triatlón

En este punto hemos de hablar del frío, el gran punto diferenciador que hace que el ciclismo en invierno sea menos apetecible. Es algo indudable.

El frío no nos afecta a todos por igual. En España, dependiendo de si vives en el norte, en el sur o en la zona del levante las condiciones meteorológicas durante estos meses difieren bastane. No es lo mismo salir a hacer una ruta en el mes de enero en la zona interior de Guadalajara que en la costa de Cádiz.

Yo vivo y entreno en Asturias, por lo que me referiré al clima que sufrimos en invierno en el norte de España.

Qué ropa comprar para hacer ciclismo en invierno

Edu y Jorge, de Bikineros

Toca olviarse del culotte corto, de los mailltos de verano y de los guantes cortos. Es momento de luchar contra el frío, el viento y el agua. Por ello es altamente recomendable invertir en ropa de calidad. Éste es mi equipamiento para los meses de invierno sobre la bici:

  • Camiseta interior sin mangas de verano BTWIN.
  • Camiseta interior térmica de manga larga de invierno Santic.
  • Maillot térmico de manga larga Nalini, combinado con el chaleco de Bikineros.
  • Chaqueta térmica cortavientos Mobel Sport.
  • Culotte largo de invierno (algo más gordito que el de verano) Mobel Sport.
  • Culotte pirata Nalini.
  • Calcetines de invierno Rifyl.
  • Calcetines Sealskinz impermeables.
  • Guantes Gore Bike Wear Impermeables.
  • Guantes finos Nesta.
  • Chubasquero Nalini.
  • Cinta elástica para la cabeza Sportful.
  • Cubrezapatillas fino impermeable de POC.

Combinando correctamente este material consigo no exponerme demasiaro al frío y luchar contra la luvia sin sufrir demasiado.

Si bien es cierto que la lluvia es un factor que nos puede hacer abortar la ruta, en mi zona suele aparecer de repente, por arte de magia, y por ello es muy importante que la ropa que usemos sea al menos algo resistente al agua.

Relacionado:  Cómo vestirse para salir en bicicleta en invierno

Guantes y calcetines, tu mejor aliado

calcetines

De todo el material que uso, posiblemente la clave esté en los guantes y calcetines. Por una inversión mínima de unos 25 euros en cada complemento se consigue un confort enorme en las rutas invernales. Con las manos y pies fríos o mojados el componente “disfrute” se nos va por el sumidero.

Relacionado:  Cinco cosas que debes saber sobre los calcetines de ciclismo

La chaqueta es otro punto fuerte a la hora de invertir en equipamiento. Aquí ya hay muchas opciones, porque en función de las lluvias y temperatura de nuestra zona, podemos reducir bastante la inversión.

Por ejemplo, para temperaturas de entre 8 y 15 grados, tanto las marcas citadas arriba como algunas más premium como Gore Bike Wear, Castelli o Sportful, tienen modelos que comprados en el momento adecuado nos pueden salir por menos de 100 euros.

Las zapatillas de invierno

zapatillas de MTB

Hay quienes se gastan un montón de dinero en tener unas zapatillas de ciclismo específicas para invierno. Y lo cierto es que bajo mi punto de vista, hablando de ciclismo de carretera, no merece la pena.

Con unos cubre zapatillas impermeables (aunque no llueva en ruta, la carretera muchas veces está mojada) y unos calcetines de gran calidad tenemos el problema resuelto.

> Ofertas de zapatillas de ciclismo

Si practicas mountain bike la situación es distinta. En el ciclismo de montaña los cubre zapatillas suelen acabar destrozados. Y hablamos de una inversión de unos 25 a 50 euros.

Por ello puede ser más interesante comprarse directamente unas zapatillas específicas de invierno.

Entrenar con rodillo

Rodillo para bicicleta

El rodillo es parte del ciclista, aunque algunos lo denominan el potro de tortura. Todos tenemos un rodillo para entrenar en esos días de viento y lluvia. Si nos lo tomamos con filosofía no debería de ser ningún castigo usarlo.

Un par de sesiones por semana, de poco más de una hora, no tendrían por qué suponer un gran esfuerzo, especialmente en nuestros tiempos, con multitud de plataformas virtuales con las que podemos competir contra amigos: Bkool, Zwift, etc. ¡Incluso podemos ver una serie, una película o leer mientras entrenamos en casa con el rodillo!

> Ofertas de rodillos para bicicleta

En marzo de 2016 me operaron de una rodilla y me recomendaron bici estática para recuperar la movilidad y fortaleza. Pues bien, me apunté a un gimnasio y me vi completa la serie de HBO Los Soprano (sí, en el móvil).

Para obligarme a hacer bicicleta estática me prometí que la serie solamente la podría ver mientras estuviera pedaleando, con que no me supuso un gran esfuerzo la recuperación de la rodilla debido a que la serie me tenía totalmente enganchado. Gran serie, por cierto. Muy recomendable.

Relacionado:  La realidad virtual llega al ciclismo para hacer más divertidos los entrenamientos indoor

Conclusiones sobre seguir practicando ciclismo en invierno

El invierno es duro. Y aquí en el norte de España demasiado largo. Pero si desconectamos el cerebro en noviembre practicando otros deportes, nos hacermos con el equipamiento necesario y nos organizamos para hacer una base en condiciones (añadiendo fitness), el inverno nos servirá para llegar al inicio de la temporada siguiente como nuevos. Y disfrutaremos de la bicicleta más que el año anterior, que al final es de lo que se trata.

Compártelo

Jorge come y bebe ciclismo 24/7, menos cuando ejerce de padre de familia, profesional de la creación de contenidos y marketing digital o está montando en bici.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer