Cómo elegir el rodillo más adecuado para entrenar en casa

Cómo elegir el rodillo más adecuado para entrenar en casa

Rodillo de bicicleta

Si llevas tiempo dándole vueltas a comprarte un rodillo para hacer ciclismo en casa, bien por falta de tiempo o para no perder jornadas de entrenamiento por el mal tiempo, esta guía para elegir el rodillo adecuado te orientará en tu compra de manera definitiva.

Entrenar con el rodillo en casa tiene numerosos beneficios para la mejora de tu estado de forma. Por eso aunque la inversión sea elevada en un principio lo amortizarás rápidamente. Las sesiones de pedaleo en rodillo son muy efectivas ya que no hay elementos externos ni ambientales que influyan negativamente en el entrenamiento. De esta forma aprovecharás mucho más cada pedalada y mejorarás rápido tu rendimiento.

Por otro lado, si compites o haces marchas cicloturistas habitualmente y entrenas con un plan definido mediante series entrenar en el rodillo puede ser un gran aliado para completar el plan al milímetro, debido a sus mejores ajustes y capacidad de medición del esfuerzo que en una salida por exteriores.

Tipos de rodillo para ciclismo: ventajas e inconvenientes de cada uno

Rodillo de entrenamiento

Actualmente, la oferta de rodillos para ciclismo del mercado se resume en los siguientes tipos, atendiendo a su funcionamiento y tipo de anclaje a la rueda:

Rodillo magnético

Es el tipo de rodillo más vendido y el más extendido entre aficionados. Son los más económicos (entre 100 y 200 euros), compactos y es la mejor opción para entrenamientos ocasionales, ya sea por mal tiempo o por no disponer de varias horas para entrenar.

El magnético usa un rodillo con imanes para ofrecer resistencia al pedaleo. Esta resistencia se puede regular desde la propia estructura del rodillo, o desde un mando remoto con cable incluido con el producto que podemos instalar en el manillar.

Para el montaje de la rueda trasera se debe cambiar el eje por uno específico que viene con el rodillo. Seguidamente, hay que hacer coincidir los dos extremos del eje con las terminaciones superiores de los brazos metálicos. Esta parte superior de los brazos incluye un cierre rápido para fijar la rueda al rodillo. Por último, hay que colocar un soporte de plástico específico para elevar la rueda delantera y que la bici se mantenga recta. Este soporte se suele vender por separado y cuesta de media 20 €.

Ventajas del rodillo magnético:

  • Es más ecónómico.
  • Es de tamaño compacto.
  • La resistencia se puede regular.

Inconvenientes:

  • Es ruidoso.
  • Ofrece una experiencia de pedaleo menos realista que los de fluido o transmisión.
  • Desgastan la cubierta trasera.

No sólo debes elegir tu rodillo en función de la frecuencia de uso, sino también por aspectos como el espacio de tu casa o el ruido que puedas hacer

Rodillo de fluido

En lugar de los imanes del magnético, el rodillo de fluido se vale de aceite para dar resistencia a la rueda trasera. Con esto se consigue una sensación de pedaleo más realista y, muy importante, silenciosa.

El tamaño y montaje de la rueda son similares a los magnéticos, pero se diferencia en que no tiene un regulador de la resistencia. El fluido adapta su ‘freno’ al pedaleo del ciclista y al desarrollo escogido. Suelen ser también más caros que los rodillos magnéticos (entre 200 euros y 400 euros)

Ventajas del rodillo de fluido:

  • Es más silencioso.
  • Es de tamaño compacto.
  • Ofrece una sensación de pedaleo más realista.

Inconvenientes:

  • No tiene un regulador de resistencia.
  • Su precio es más elevado.

Rodillo de rulos

Se trata del rodillo tradicional y en los últimos años se ha vuelto a popularizar bastante para diferentes disciplinas ciclistas, como la pista o el mountain bike. Se trata de una estructura rectangular con tres rulos, dos para la rueda trasera, más próximos entre sí, y uno para la delantera.

Sobre ellos simplemente se coloca la bicicleta y el ciclista deberá subirse y pedalear sobre él en todo momento. De lo contrario hay riesgo de perder el equilibrio, ya que no hay anclaje alguno al rulo. Sólo hay que ajustar la posición de los rodillos para que coincida con la distancia entre ejes de la bici. Para ello muchos modelos incluyen una guía con medidas para facilitar el ajuste.

Es muy útil para entrenar el equilibrio sobre la bicicleta y óptimo para rodar con alta cadencia de pedaleo. A más cadencia, más equilibrada estará la bicicleta.

Ocupan más espacio, pero la mayoría se pueden plegar para guardarse. En cuanto a precios, hay diferentes rangos y se pueden encontrar modelos económicos por sólo 100 euros.

Ventajas del rodillo de rulos:

  • Ofrecen una sensación de pedaleo muy realista.
  • Son óptimos para entrenar el equilibrio y la cadencia.
  • Los puedes encontrar en un amplio rango de precios.

Inconvenientes:

  • Ocupan bastante espacio (aunque hay algunos que son plegables)
  • Es necesaria una adaptación previa o contar con apoyos (una pared o una silla) para no perder el equilibrio en los primeros usos.

Así calienten los bikers de la Copa del Mundo de Mountain Bike en el rodillo de rulos:

Rodillo de transmisión directa

Son los rodillos que más usan los ciclistas profesionales de carretera. Los utilizan para entrenar, para calentar antes de una carrera, para estirar las piernas tras ésta o para acelerar la recuperación.

Los rodillos de transmisión directa utilizan el mismo tipo de resistencia que el de fluido, mediante aceite. Pero en lugar de anclar la rueda trasera en el rodillo podemos instalar nuestro propio cassette, o uno extra para el rodillo, enganchar la cadena y así prescindir de la rueda. Con esto se evita desgastar el neumático y se obtiene una sensación de pedaleo más realista y silenciosa.

Como contrapartida, son los de precio más elevado del mercado (más de 500 euros) y además ocupan más tamaño que uno magnético o de fluido y algunos modelos no se pueden plegar.

Ventajas del rodillo de transmisión directa:

  • Ofrecen una experiencia de pedaleo muy realista.
  • Son muy silenciosos.

Inconvenientes:

  • Tienen un precio elevado.
  • Algunos modelos vienen sin cassette incorporado y hay que comprarlo aparte.

El rodillo de rulos es el más recomendado para entrenar mountain bike por sus mejores cualidades para entrenar el equilibrio sobre la bicicleta

Qué rodillo elegir según el uso o modalidad

rodillo de rulos

Presentados y analizados los diferentes tipos de rodillo que existen en el mercado, es el momento de recomendarte uno u otro en función de la frecuencia de uso que le vayas a dar, tu nivel o la modalidad practicada.

Si sólo vas a usar el rodillo en invierno y de forma ocasional, por lluvia o nieve en el exterior, tu elección debería ser uno magnético o de rulos, sobre todo por su precio y porque sólo lo necesitarás para suplir de forma esporádica tus rutas en exterior.

En cambio, si no te gusta el frío y prefieres hacer ejercicio en casa con mayor frecuencia, deberás optar por uno de fluido, más adaptado a entrenamientos exigentes y a tu pedaleo natural.

En un nivel superior estarían los de transmisión directa, muy útiles para sesiones de alto rendimiento. Además, muchos de ellos incluyen de serie sensores de potencia o un software específico con pantalla para controlar todos los valores del entrenamiento.

En cuanto a la modalidad, el de rulos está más recomendado para el mountain bike por sus mejores cualidades para entrenar el equilibrio sobre la bici, aunque lo puedes usar también con una bicicleta de carretera. Para hacer entrenamientos de base o construir la forma para carretera, un rodillo de fluido es la mejor opción. Y, si no escatimas en presupuesto, subir de nivel con uno de transmisión directa.

Aspectos a valorar a la hora de comprar un rodillo

A continuación te ofrecemos algunos aspectos que deberías valorar antes de decidirte por un tipo de rodillo u otro, más allá del presupuesto de que dispongas.

El espacio

Deberás tener en cuenta el espacio con el que cuentes en casa para entrenar a la hora de comprar un rodillo de ciclismo. Si tienes poco, lo ideal es hacerse con uno magnético o de fluido, que además son plegables.

El ruido

Puede parecer un detalle trivial, pero algunos rodillos, especialmente los de resistencia magnética, hacen bastante ruido. Esto puede ser un inconveniente si vives en un piso pequeño donde puedas molestar a los vecinos. Si no tienes una habitación o estancia reservada para entrenar y tienes que instalar el rodillo en el salón, el ruido es importante para evitar molestias con tu pareja, tu familia o tus compañeros de vivienda.

La resistencia máxima (W)

Asimismo, pierde unos minutos en mirar la resistencia máxima del rodillo expresada en vatios (W) y sus diferentes niveles. A mayor resistencia, más dureza y desgaste podrás aportar a tus sesiones de entrenamiento.

Extras: sensor de potencia o simuladores

Echa un vistazo a los extras que incluye (sensor de potencia, el cassette en los de transmisión directa…) o las compatibilidades con los simuladores virtuales de ciclismo, como Zwift o TrainerRoad.

Estos simuladores permitirán sumergirte en una sesión de ciclismo virtual mientras pedaleas, competir con ciclistas de todo el mundo en línea y, en definitiva, hacer más ameno el entrenamiento.

Compártelo
Deja un comentario

1 comment