Facebook App ID is missing!

Cómo evitar el dolor de muñecas cuando sales en bicicleta

dolor de muñecas

Tensiones cervicales, dolores leves en las rodillas, incluso adormecimiento de la parte genital… Todas estas molestias son comunes en aquellos que suelen practicar el ciclismo, en especial en los que retoman la bicicleta después de un tiempo sin mover los pedales.

Se trata, sin embargo, de dolores de baja intensidad que desaparecen cuando se realizan varias salidas de adaptación. En otra categoría están las molestias más serias, como las dolencias en las espalda… y en las muñecas.

En esta parte del cuerpo en la que se articula la mano con el antebrazo se generan tensiones que en demasiadas ocasiones llegan a ser casi un tormento para algunos ciclistas.

Las causas del dolor en las muñecas

La mayoría de los ciclistas que describen molestias en las muñecas son practicantes de ciclismo de montaña o de alguna especialidad en la que las vibraciones y las tensiones son la norma. Aunque puede afectar a todo tipo de ciclistas.

¿Cuáles son las causas de ese molesto adormecimiento, acompañado por un hormigueo y, en ocasiones, de un dolor agudo? A continuación te mostramos algunas de las razones más frecuentes que explican por qué te duelen las muñecas cuando sales en bicicleta.

manillar de bicicleta de montaña

1- Elegir una talla de bicicleta inadecuada

Utilizar una talla de bicicleta inadecuada es sinónimo inmediato de dolencias en las articulaciones. Elegir una bicicleta con un cuadro más pequeño o más grande que el que te corresponde supone que algunas partes de tu cuerpo tendrán que adoptar una posición forzada. Las rodillas y las muñecas son las primeras en notarlo.

>>> Cómo elegir la talla de bicicleta correcta

2- Llevar una postura incorrecta y exceso de peso

Una posición incorrecta sobre la bicicleta puede hacer que el centro de gravedad esté situado demasiado hacia delante. Esto hará que las muñecas tengan que aguantar más peso del que deberían.

Prueba a retrasar el sillín, pero recuerda que tendrás que bajarlo 3 milímetros por cada 1 que lo retrases. En cuanto al manillar, vigila que no está demasiado próximo al sillín.

Procura que el asiento esté en la altura correcta, y si tienes un cuadro grande y eso es complicado, prueba a cambiar la potencia por otra que sea más corta.

3- Sufrir alguna patología que desconoces

Es posible que, a pesar de que estés tomando las medidas adecuadas, sigas padeciendo dolores en las muñecas. Es el momento de visitar a un especialista, porque puedes estar sufriendo alguna dolencia tipificada, como un síndrome de túnel carpiano o una neuropatía cubital.

El primero consiste en una compresión del nervio que atraviesa los huesos de la mano por la zona del carpo. Un pinzamiento que puede afectar a acciones cotidianas y expandirse a zonas próximas a la muñeca.

En cuanto a la neuropatía cubital, llamada también parálisis del manillar, consiste en la compresión del nervio cubital, que llega desde el cuello hasta la mano. Los impactos, las vibraciones o un manillar demasiado bajo lo acentúan.

guantes de ciclismo

Cómo evitar o reducir el dolor de muñecas

Para evitar en la medida de lo posible las dolencias en las muñecas, que pueden llegar a ser realmente molestas y afectar incluso a nuestra vida diaria lejos de la bicicleta, es clave elegir un modelo a nuestra medida, vigilar la distribución de pesos y contar con la opinión de los especialistas (médicos y fisioterapeutas, en especial).

Otra medida que puedes poner en marcha es la de rebajar la dureza de la suspensión delantera para que ésta absorba en mayor medida las irregularidades del terreno y las vibraciones.

Además de todo ello podemos ayudar a prevenir el dolor en las muñecas o a reducirlo con algunos accesorios, como los populares cuernos que se acoplan al manillar. Con ellos es posible ir variando las posturas y las posiciones de las manos, lo que permite aliviar la presión constante sobre un mismo punto.

Por otra parte, en el mercado existe un gran número de modelos de puños ergonómicos. También son útiles los que ofrecen un efecto almohadilla. Si contamos con guantes con gel, también haremos un favor a nuestra articulación, sin descartar los guantes con muñequera incorporada.

Los ciclistas de ruta, aunque suelen presentar menos problemas en las muñecas, llevan años utilizando con buenos resultados cinta de manillar con inserciones de gel.

 

Compártelo

José Ángel es periodista deportivo. Ha jugado al baloncesto y al waterpolo y ha dado bastantes pedaladas. La bicicleta que recuerda con más cariño es la GAC Motoretta 2 que tuvo con 8 años, pero con la que más ha disfrutado es con la Giant Stonebraker de su adolescencia.

Leave a reply:

Your email address will not be published.