Usar ropa interior cuando sales en bicicleta, ¿acierto o error?

Este artículo está dirigido a los usuarios que se inician en el ciclismo, y que muchas veces dudan sobre material y equipamiento, que posiblemente no hayan caído en este punto: ¿debo prescindir de la ropa interior, esto es calzoncillos o bragas, en la práctica del ciclismo? La respuesta es, como en todo, DEPENDE.

Obviamente, para la práctica del ciclismo urbano, que solamente contempla nuestro desplazamiento por ciudad o pueblo para realizar cualquier otra actividad, podemos usar perfectamente ropa interior.

Son trayectos cortos, de menos de media hora, y como necesitamos una vestimenta acorde a la actividad que vayamos a desarrollar tras pedalear (trabajar, compras, etc), solemos llevar ropa normal de calle, sin necesidad de ponernos un culotte ni un maillot. En este caso la ropa interior no supone un problema en absoluto.

La cosa cambia cuando hablamos de ciclismo deportivo. Tenemos un mayor tiempo de pedaleo, superior a una hora en todos los casos, y es frecuente sudar. Por ello la ropa interior debe quedar en el armario y ayudarnos de un culotte, con su correspondiente badana, para evitar dolores y rozaduras.

ciclistas

El uso del culotte sin llevar ropa interior debajo tiene sentido por varios motivos:

  • Es una prenda elástica que se adapta a nuestras piernas, y que nos proporciona la libertad de movimientos necesaria para poder pedalear y movernos sobre la bicicleta con comodidad. Se evitan así roces e irritaciones.
  • Viene con una badana que, además de ofrecer una base elástica sobre la que sentarnos, elimina el sudor gracias a su capacidad de transpiración.

Hay que indicar que las badanas presentan pequeñas diferencias entre hombre y mujer, por lo que a la hora de adquirir un culotte es preciso asegurarse de qué tipo y modelo es el mejor para nosotros.

  • Carece de costuras en la parte de entrepierna. Esta zona está hecha normalmente de una sola pieza, y aunque la badana sí esté cosida, dichas costuras no suponen un problema ya que son interiores, y en zonas donde no tenemos probabilidad de roce.

El uso de calzoncillos o bragas más culotte supone un gran problema en el caso de rutas más largas que los cortos desplazamientos en ciudad o pueblo, debido a que al entorpecer la evacuación del sudor se favorece la generación de rozaduras.

Si usamos ropa interior entre el culotte y la piel, se pierde ese ajuste que proporciona el culotte, y por ello, más allá de los problemas derivados de la sudoración y rozaduras, no sentiremos el confort que conseguimos solamente al usar el culotte directo a la piel.

Evitar problemas de higiene

Las badanas de los culottes se confeccionan con materiales especiales que facilitan la transpiración. Y gracias a tratamientos antibacterianos evitamos también problemas de irritación, ya que se reduce enormemente la humedad por sudor.

Dicha humedad podría generar hongos y bacterias que derivan finalmente en rozaduras y lesiones en zonas del cuerpo que, al ser realmente delicadas, nos harían tener que parar nuestra actividad por unos días. Cabe destacar también los malos olores.

El problema de la falta de la transpiración de la ropa interior es el material del que están confeccionadas estas prendas: el algodón. Este material absorbe la humedad en lugar de evacuarla.

Si los profesionales no lo usan…

Existe otra razón por la que no se recomienda llevar ropa interior debajo del culotte. Y es tan sencillo como que los profesionales no la llevan. Muchas veces basta con mirar hacia la competición para copiar comportamientos.

Si los profesionales hacen algo, no es por capricho o por imposición de sus patrocinadores (o al menos no siempre), sino por su conveniencia. Si ellos no llevan ropa interior, nosotros tampoco.

Uso de bermudas sustitutivas del culotte

Bermudas

Muchas veces ponernos el culotte nos da pudor debido a la falta de una buena figura, porque nos sobran unos kilos, y nos da algo de vergüenza llevar la ropa ajustada.

Esto no debe suponernos un problema, ya que hay modelos muy económicos de pantalones de ciclismo con badana interior, que sustituyen al conjunto bermuda-ropa interior que algunos aficionados iniciados pueden estar usando.

En estos casos la badana se ajusta a la piel y la bermuda disimula nuestras vergüenzas.

Si éste es tu caso, no te preocupes. A base de hacer kilómetros encima de la bicicleta conseguirás una figura modélica y podrás lucir muslos con un culotte adecuado a tu talla, y así disfrutar del ciclismo al 100%.

Compártelo

Jorge come y bebe ciclismo 24/7, menos cuando ejerce de padre de familia, profesional de la creación de contenidos y marketing digital o está montando en bici.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer