Así es la dieta especial que sigue Chris Froome

comida

Chris Froome es, posiblemente, el mejor ciclista en ruta del mundo en este momento. Pero hace 10 años pocos pronosticaban que acabaría convirtiéndose en el gran referente que es hoy día. Por entonces era un corredor random cuya carrera parecía enfocada a ser uno más del pelotón. Quizás terminase ganando alguna clásica, tal vez alguna victoria de etapa en las grandes vueltas. Pero no era, ni mucho menos, un proyecto de gran campeón.

Una de las claves de su éxito parece estar, entre otras cosas, en la estricta y dieta que sigue. El plan que inició hace justamente 10 años para perder peso y, al a vez, aumentar su potencia de pedaleo, ha transformado completamente su físico gracias al enfoque ultraplanificado de nutrición ciclista del equipo Sky.

Froome consiguió bajar de peso en 10 kilos y elevar su ratio peso-potencia hasta los 6,25 vatios por kilogramo

En 2007, el primer año en que compitió como profesional, Froome pesaba 75,7 kilos con 21 años. En 2013, cuando ganó su primer Tour de Francia, daba en la báscula 65,8 kilos. ¡Casi 10 kilos menos! En 2018 podría conquistar su cuarto Tour en cinco años y, a sus 32 años, se mantiene por debajo de los 70 kilos de peso midiendo 1,85 metros.

Esta pérdida de peso le ayudó significativamente a mejorar su nivel sobre la bicicleta, especialmente en montaña. En términos científicos, la medida que se utiliza en ciclismo para calcular el rendimiento es la relación peso-potencia (w/kg), que viene a ser los vatios que es capaz de generar un ciclista por cada kilo.

Important part of the Rio route recon #coconuts #teamgb #rio2016 #olympics @rio2016 @TeamGB

Una publicación compartida de Chris Froome (@chrisfroome) el

Un cicloturista con un nivel alto se mueve en la hoquilla de los 4 a 4,5 vatios por kilogramo. En un ciclista profesional este ratio suele estar en una media de 5,5 w/kg, llegando hasta los 6 w/kg en el caso de los grandes corredores. ¡El ratio peso-potencia de Chris Froome es de aproximadamente 6,25 w/kg!

¿Qué cambios en su dieta introdujo el Froome para alcanzar esta transformación? Según él mismo confesó en una entrevista concedida al diario irlandés The Independent, la primera medida que aplicó fue “pasar hambre”.

Durante la preparación para la Vuelta de 2011, en la que quedó segundo, redujo la cantidad de calorías que ingería cada día. “Creo que perdí peso para esa Vuelta de 2011 de una manera poco saludable”.

Tras aquella carrera decidió cambiar su planificación nutricional. Dejó de contar las calorías, eliminó a la mínima expresión los carbohidratos, se deshizo de los desayunos copiosos y construyó una dieta basada fundamentalmente en proteínas.

En lugar de pasar hambre para preparar una gran carrera por etapas y después permitirse unas semanas relajando la dieta, adoptó una ruta que le permitiera mantenerse en el mismo peso de manera sostenida a lo largo de todo el año. Con su nuevo menú en el verano de 2012 fue segundo en el Tour de Francia y, un año después, ganaría su primera ronda gala.

¿Qué es lo que come Chris Froome?

El menú que sigue Chris Froome no es ningún secreto. En su biografía dedica páginas a hablar de su dieta y de cómo configura las comidas. Así, por ejemplo, sobre lo que toma para desayunar dice lo siguiente: “Trato de ir ligero. Por la mañana me limito a un tazón de avena y una tortilla de dos huevos. Nada más. Si corro una gran etapa ese día, desayuno una tortilla de tres huevos y una pequeña cantidad de arroz blanco”.

It’s not all about carbo-loading 🍽🚴🏼🚴🏼🚴🏼 #breakfast

Una publicación compartida de Chris Froome (@chrisfroome) el

James Morton, jefe de nutrición del equipo Sky, es quien se encarga de vigilar cada gramo que ingiere Froome. Su plan se basa en lo siguiente: nada de carbohidratos durante los períodos de preparación y algo de carbohidratos en competición. “Este concepto de periodizar la ingesta diaria de carbohidratos es la parte más emocionante de la nutrición deporte en la última década”, explica Morton.

En el plan nutricional que Morton ha elaborado para Froome se incluye la recomendación de comer “entre 2 y 2,5 gramos por kilo de su masa corporal todos los días, cada tres o cuatro horas”. Las tortitas de arroz que el propio equipo Sky elabora junto a los bidones y las barritas energéticas copan el menú durante las etapas del Tour. Cuando no está encima de la bicicleta la dieta se llena de aguacate, huevos, salmón, batidos de frutas y filetes de carne.

Protein is good for recovery 👍😜 @geraintthomas86

Una publicación compartida de Chris Froome (@chrisfroome) el

Compártelo

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer