¿De verdad están muertas las bicicletas de montaña de 26″?

Hasta no hace tanto tiempo, para practicar el ciclismo de montaña había que tener una mountain bike de 26 pulgadas. No existía otra medida de ruedas.

Sin embargo, de unos años a esta parte, y como si se tratase de una novela de George R.R. Martin, estamos viviendo una auténtica tormenta de diámetros de rueda en el reino de las bicicletas de montaña.

29 pulgadas, 27,5 pulgadas, Fat Bikes, ruedas semi-fat, 29″Plus… Para algunos esta diversidad de tamaños de ruedas amplía las posibilidades de disfrutar de este deporte. Para otros, es una burbuja que está llevando la oferta a un desquiciamiento que confunde al consumidor.

Lo que muchos tienen meridianamente claro es que son las bicicletas de montaña con ruedas de 26 pulgadas las que están pagando los platos rotos. Cada vez más ciclistas se pasan a las 27,5″ y las 29″, con lo que el valor de las bicicletas de 26″ en el mercado de segunda mano se ha devaluado considerablemente.

¿Pero y si, precisamente por eso, ahora es el momento ideal para comprarse una bicicleta de 26″?

Bicicleta de montaña

Razones para apostar por las 26″

Hace apenas dos años diríamos que el mercado había dictado sentencia, y que las bicicletas de 26″ estaban abocadas a desaparecer. Esto ha hecho que muchos usuarios que querían evitar quedar desfasados, hayan optado por vender sus MTB de 26″ para comprar otras nuevas con mayor diámetro de rueda.

Una de las consecuencias que ha traído este fenómeno es que el mercado de segunda mano se ha llenado de bicicletas de 26 pulgadas a un precio muy por debajo de su valor real. Por eso resulta más fácil encontrar una ganga.

Por ejemplo, en el mercado de segunda mano se pueden conseguir bicicletas de montaña de 26 pulgadas de carbono al mismo precio que hace poco costaban las de aluminio

Bicicleta de montaña

Además, es posible conseguir bicicletas de montaña con montaje de alta gama por mucho menos dinero de lo que costarían en otras medidas de rueda tanto en doble suspensión como con suspensión rígida.

Y por encima de todo, el mayor argumento a favor de comprar una bicicleta de montaña de 26″ hoy en día es que estas bicicletas siguen funcionando perfectamente. No hay ningún chip electrónico o mecanismo interno oculto y secreto que haga que por ser una medida que no está de moda se vayan a partir de un momento a otro, o que se nos vayan a caer en pedazos.

Son las mismas bicicletas con las que soñábamos hace menos de cinco años, en perfecto estado de funcionamiento, y listas para seguir proporcionando horas y horas de diversión por pistas forestales, por rutas trialeras y por subidas y descensos técnicos.

Compártelo

David Batres tiene dos grandes pasiones: el ciclismo y la literatura. Ha traducido al castellano los libros “La Historia del Ciclismo en 80 días” y “Maillots Ciclistas”, publicados por la editorial Libros de Ruta.

5 comments On ¿De verdad están muertas las bicicletas de montaña de 26″?

  • Eso es hasta que ves cómo yendo con tus 26″ te acaba pasando una 29″ a toda pastilla, tanto en llano como bajando como en cuesta. Entonces es cuando te acabas hartando y decides pasarte a una 29″.

  • O no !!
    Te quedas con tu 26 por qué no necesitas pasar a nadie salvo lleves dorsal ,
    ..o se sale a pasar a todo aquel que te encuentres ??
    Un saludo

  • Realmente no hay mucha diferencia de velocidad , sobretodo en subida todo es cuestion de piernas.

  • Esun 0,24 mas veloz una de 29 frente a una 26, si rueda el mismo biker a 10km/h el de 29″ lo pasará a 10,24; vamos la velocidad de la luz…

  • Pues yo compito con 26′ y he visto a niños monoplatos de 29′ ir andando en subidas técnicas. Lo principal son las piernas.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer