Prueba: un año usando una Canyon Exceed en pruebas de XC y marathon

A la hora de comprar una bicicleta de gama alta para participar en pruebas y marchas, cada vez más ciclistas prefieren apostar por la doble suspensión en lugar de las clásicas rígidas para cross country.

En el último año yo he usado la Canyon Exceed como bicicleta personal para pruebas de todo tipo: cortas, largas, técnicas…

Y aunque muchos puedan criticar el hecho de invertir más de 4.000€ en una bicicleta rígida, lo cierto es que se ha portado fenomenal. Tanto en subidas con terreno roto, donde la tracción podría ser un problema, como en trialeras con raíces y piedras sueltas.

Relacionado:  ¿Rígida o doble? El dilema de la suspensión en las bicicletas de montaña

Jorge Bikineros con una Canyon Exceed

Éstas son mis conclusiones tras un año usando una Canyon Exceed SLX 9.0 para mis marchas y rutas:

Por pistas, trialeras y pruebas de marathon

Estrené la bicicleta en octubre de 2018 con mucha ilusión y varias marchas BTT en el horizonte. Pero no ha sido hasta 2019 cuando comencé a sacarle el jugo.

Comenzamos la temporada con una prueba rápida y con poco desnivel, basada en senderos y repechos, alguno muy pronunciados. Hablo de la Puro Singletracks en Segovia.

Fue una prueba en la que una hardtail se comporta de maravilla, aunque es bien cierto que, dada la falta de zonas técnicas, podría hacerse en una gravel. Gran comodidad en la bici, pero con la sensación de no haber sacado el máximo partido a la Exceed.

Relacionado:  ¿Para qué sirve realmente una bicicleta de gravel?

Más tarde llegó el Desafío Oviedo, con mucho desnivel pero sin zonas técnicas. Aquí es donde los 9kg de esta Exceed marcaron la diferencia, especialmente en las subidas hormigonadas, todas por encima del 15% de inclinación.

Jorge Bikineros con una Canyon Exceed

A finales de junio participamos en el Desafío Caballero Negro Epic Race, prueba de cuatro etapas en el Bierzo. Sí, llevé una bicicleta rígida a una de las pruebas de marathon más exigentes del calendario nacional.

En este caso, sí eché de menos un sistema de suspensión trasera, ya que pese a que el cuadro SLX de la Canyon Exceed absorbe muy bien las vibraciones, los tramos de vía del tren y el terreno tan roto pedían una bici doble a voces.

Un momento en el que la Exceed nos sorprendió fue cuando participamos en la Rosca de Somiedo, con una subida inicial de 3 kilómetros a más del 20% de desnivel, y bajadas de lo más técnico.

Por alguna razón, quitando un par de bajadas, nos sentimos muy cómodos, ya que con la presión adecuada de ruedas (esto lo comentaré más adelante), la Exceed se puede mantener pegada al terreno con seguridad gracias a su geometría, que reparte los pesos a la perfección.

Para finalizar la temporada nos fuimos al Costa Atlántica MTB Tour. Tres etapas en la provincia de Pontevedra, en las que el barro y las piedras fueron protagonistas.

Subidas y bajadas técnicas, pistas rotas y senderos llanos muy rápidos fueron los terrenos que tuvimos que afrontar. Aquí fue donde la Canyon Exceed demostró que su agilidad lo es todo.

Jorge Bikineros con una Canyon Exceed

Puntos clave de la Canyon Exceed

El cuadro y las ruedas son los elementos que marcan la diferencia en esta bicicleta.

El cuadro SLX ofrece un peso muy reducido, y las ruedas de carbono DT Swiss ruedan de maravilla. Realmente se nota lo reactiva que es esta bici, dado su bajo peso y los rodamientos de alta gama.

En relación a las ruedas y la ausencia de suspensión trasera, llegamos a un detalle muy a tener en cuenta en las hardtail: las presiones.

Yo siempre he sido de ir con presiones altas, pensando en evitar rozamiento y rodar más rápido. Pero cuando el terreno está roto, como ha sido el caso esta temporada -salvo en Segovia-, con mi 1,80m y 85kg, he preferido bajar las presiones a 1.4bar y de esta manera beneficiarme de una mayor comodidad, tracción y amortiguación (mínima, pero se nota).

Hay que decir que la comodidad es algo que se aprecia desde el minuto uno gracias al combo del cuadro SLX y las ruedas de carbono. Pero con una presión menor ésta se amplifica.

Puntos negativos: la talla

Canyon parece presentar problemas para los que estamos entre dos tallas. En mi caso, con 1,80 metros de altura, estoy entre la M y la L.

El principal problema que observo es que la talla M en este modelo puede ser demasiado pequeña para mí. Y la L se me antoja grande. La Canyon Exceed que he llevado era talla L.

Si bien es cierto que con una potencia de mayor o menor longitud, un problema de centímetros en una talla se puede solucionar solventemente, no debemos olvidar que invertir en una potencia nueva tras haber desembolsado los más de 4000€ que vale esta Exceed SLX 9.0 no es plato de buen gusto.

La suspensión delantera es una delicia

Muchos ciclistas valoran más las horquillas de origen Fox frente a RockShox. Pero en mi caso he de decir que el modelo RockShox SID de 100mm que monta esta Exceed es de total garantía.

Esta horquilla en la Canyon Exceed ofrece una sensación de fiabilidad en las trialeras más exigentes, que desde luego me ha convencido. Sí he de indicar que el súper ventas RockShox Reba me dio varios problemas hace años en otra bicicleta, pero podría deberse a un problema puntual de esa unidad.

Un factor que me ha llamado la atención de la suspensión de la Exceed ha sido en funcionamiento del boqueo. Actuando sobre el mando remoto del manillar la bicicleta se convierte en una rígida en su totalidad, algo que en los tramos de perfil uniforme o por carretera es muy de agradecer.

Además, el bloqueo ofrece una robustez increíble, ya que en alguna ocasión he comenzado una bajada técnica con la horquilla bloqueada y ésta no ha sufrido lo más mínimo.

Horquilla RockShox

Componentes que he incorporado

Además del evidente GPS, bolsito de herramientas y bidones, un elemento que he usado mucho y que echaba de menos en el modelo de serie de esta Exceed SLX 9.0 es la tija telescópica.

El precio de venta de esta bicicleta supone un gran desembolso y creo que, aunque haya sido diseñada para XC y rally, una tija telescópica hubiese sido un buen detalle en esta versión. La versión Canyon Exceed SLX 9.0 Team y otras de gamas más altas sí la incorporan.

Es cierto que una tija telescópica incrementa el peso, pero para quienes vivimos en zonas con terreno muy técnico, es un componente casi imprescindible.

Jorge Bikineros con una Canyon Exceed

Conclusiones

Para mí esta bicicleta es una delicia. He disfrutado muchísimo sobre ella en todo tipo de terrenos, no sólo en pistas rápidas.

Tras un año de uso, solo puedo decir que esta bicicleta es una maravilla. Y a pesar de que se trata de una hardtail en toda regla, es una bici de lo más polivalente.

Es bien cierto que para el perfil de pruebas y marchas que he hecho este año hubiese preferido una bicicleta de doble suspensión, pero para nada puedo poner una pega a la Canyon Exceed.

Además, a la hora de valorar la compra de una bici de montaña, el salto de precio a misma calidad de hardtail a doble suspensión hace que muchos riders valoren más la agilidad de las primeras que la comodidad de las segundas, algo que por otro lado es innegable.

Gama Canyon Exceed 2020

Versión Material del cuadro Cambio trasaero
Exceed CF SLX 9.0 Race LTD Carbono SRAM XX1 Eagle AXS
Exceed CF SLX 9.0 Race Carbono Shimano XTR
Exceed CF SLX 9.0 Carbono SRAM XX1 Eagle
Exceed CF SL 8.0 Carbono SRAM X01 Eagle
Exceed WMN CF SL 7.0 Carbono SRAM GX Eagle
Exceed CF SL 7.0 Carbono SRAM GX Eagle
Exceed CF SL 6.0 Carbono Shimano Deore XT
Exceed WMN CF SL 5.0 Carbono SRAM NX Eagle
Exceed CF SL 5.0 Carbono SRAM NX Eagle
Exceed CF SL 8.0 Race Team Carbono Shimano XTR

 

Compártelo

Jorge come y bebe ciclismo 24/7, menos cuando ejerce de padre de familia, profesional de la creación de contenidos y marketing digital o está montando en bici.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer