Tubular o cubiertas, ¿qué es mejor en carretera?

Cuando se trata de mejorar una bicicleta de carretera, invertir en unas buenas ruedas es casi siempre la mejor opción. Normalmente solemos fijarnos en el material de la llanta (de carbono o aluminio), el perfil, el ancho de rueda o el radiado. Pero también es importante elegir el sistema de neumático que queremos montar.

Los neumáticos constituyen el único punto de conexión entre la bicicleta y el asfalto. Las ruedas de carretera suelen utilizar dos sistemas de neumático: tubular y cubierta. ¿Cuál es mejor? ¿Qué ventajas tiene uno frente al otro? Y, lo más importante, ¿cuál debo elegir?

Para responder a estas preguntas es necesario tener claro qué uso vamos hacer, qué objetivos queremos conseguir y qué necesitamos para escoger el sistema que mejor se adapte a nosotros. Porque, como casi todo en la vida, no existe una solución que se adapte a todos.

Relacionado: Consejos para comprar unas ruedas de carretera

Tanto el tubular como la cubierta tienen sus pros y sus contras dependiendo de nuestros objetivos y necesidades como ciclistas. Veamos a continuación cuáles son.

Neumáticos tubulares

Aunque este sistema está relacionado con el mundo del ciclismo profesional y pensemos que se trata de una innovación reciente, la verdad es que es un sistema que se lleva utilizando prácticamente desde los inicios del ciclismo.

Consiste en una especie de aro formado por una cubierta con una cámara de aire completamente envuelta en la carcasa, que por el lado exterior tiene una banda de rodadura y por el interior una superficie que va pegada a la llanta de la rueda con un pegamento especial o cinta de doble cara.

Ventajas del tubular

El tubular es un sistema simple en una sola pieza y, por tanto, es más ligero que el neumático con cámara. Los tubulares son neumáticos muy rodadores, con los que se pueden alcanzar mayores presiones y con ello menos rozamiento con el asfalto.

También absorben mejor los golpes, lo que nos aporta una menor pérdida de potencia en nuestro pedaleo. Y son más resistentes a los pinchazos gracias a unas láminas protectoras que van adheridas a la banda de rodadura.

Además, con este sistema evitamos los clásicos y molestos pellizcos que pueden producirse entre la cubierta y la cámara, ya que el tubular es una sola pieza.

Los equipos profesionales dejan curar los tubulares en bodegas para que se endurezcan y sean más resistentes aún. Cabe recordar que Wout Van Aert, en el mundial de Ciclocrós que ganó en 2017 en Bieles, no pinchó pese a que todos sus rivales lo hicieron varias veces (Van der Poel hasta en 4 ocasiones) y se cuenta que hizo la carrera con unos tubulares que llevaban 6 años curando en una bodega.

Inconvenientes del tubular

El tubular requiere de una llanta específica que venga con una banda sobre la que se pega el neumático. Si lo comparamos con el sistema de cubiertas, el precio es más elevado (siempre dependiendo de modelos) pero a igualdad de calidades un neumático con tubular suele costar el doble que uno con cubierta.

Otra desventaja de llevar tubulares en carretera es que suelen perder presión con facilidad, así que hay que estar atento de coger la bicicleta con la presión adecuada.

El montaje también es más difícil que la cubierta. Si no tienes habilidades para la mecánica es necesario pasar por el taller, ya que para instalarlo correctamente es impresncindible que quede bien sellado a la llanta. Además, después de montarlo tendrás que esperar a que el pegamento seque antes de usarlo. No es un neumático que puedas montar en 3 minutos y salir a la carretera.

Otra desventaja es que, a diferencia del neumático con cámara, el tubular no se repara en caso de pinchazo. Si pinchas, te toca tirarlo a la basura.

Neumáticos con cubierta

Ciclista

Este sistema es el más extendido en la actualidad en el mundo cicloturista. Consiste en dos piezas. Por un lado, una cubierta formada por una carcasa, una capa antipinchazos, una banda de rodadura y un aro (de kvlar o acero) que hará de enganche con la llanta. Y por otro lado una cámara que irá dentro de la cubierta y que perite a la cubierta acoplarse a la llanta gracias a la presión del aire en su interior.

>> Llantas anchas, una nueva tendencia en el ciclismo de carretera

Ventajas de las cubiertas

Al ser el sistema más extendido, disponemos de una gran variedad de cubiertas, con muchas ofertas y distintas gamas de precios, por lo que es más sencillo encontrarlas en cualquier tienda especializada.

Su precio también es más bajo que el de los neumáticos tubulares. Y su duración es mayor. En caso de pinchazo no es necesario comprar otro neumático nuevo, basta con cambiar la cámara por otra nueva o reparar la cámara pinchada con la ayuda de un parche.

Inconvenientes de las cubiertas

Al igual que los tubulares, las cubiertas requieren de una llanta específica con las muescas sobre las que talona la cubierta, aunque como hemos visto más arriba, resulta más sencillo adquirirlas en el mercado.

Las ruedas con sistema de cubierta y cámara son más pesadas y ofrecen un mayor rozamiento sobre el asfalto que los tubulares, lo que puede hacer que perdamos eficiencia en el pedaleo.

Por otro lado, son más rígidas y absorben peor las irregularidades del terreno. Si estás acostumbrado a rodar con tubular, el cambio a un neumático de cámara te puede resultar incómodo.

Aunque es más fácil reparar un pinchazo, también es más fácil que pinches llevando un neumático con cámara. Poco a poco se empieza a extender la utilización de ruedas tubeless en carretera. También existen cámaras con líquido antipinchazos en su interior, con el inconveniente de un incremento de peso.

> ¿Merece la pena llevar ruedas tubeless en carretera?

Conclusiones

Si lo tuyo es exprimirte para conseguir arañar hasta el último segundo, el tubular es la mejor opción. Vas a ir más rápido, ganarás en velocidad y rendimiento y rodarás más cómodo. Es una buena opción si, por ejemplo, haces triatlones o participas en pruebas de carácter competitivo.

Pero si entrar el primero en meta no es tu objetivo y no quieres problemas a la hora de cambiar de neumático o sufrir un pinchazo en la carretera, la cubierta es tu aliada.

Compártelo

Viviendo el ciclismo las 24h. Miembro de Bikineros, emprendedor con ememedia.es, sufridor encima de la bici y disfrutón frente al mantel de cuadros. Padrazo cuando no pedalea.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer