Cómo enseñar a tu hijo a montar en bicicleta

¿Quién no recuerda con cariño su primera bicicleta? Aprender a montar en bici es una de las experiencias más divertidas de la infancia. Y para un padre, enseñar a su hijo a pedalear es algo único, especialmente si tienes pasión por el ciclismo.

Pero… ¿Cómo se le enseña a un hijo a montar en bicicleta? ¿Qué es lo que se necesita para ayudarle a que pase del triciclo o de los ruedines a las dos ruedas? La marca de bicicletas Trek acaba de lanzar una campaña destinada precisamente a esto. “Con los conocimientos, las herramientas y el enfoque adecuado, podrás compartir para siempre estos recuerdos con su hijo”.

Los elementos necesarios

Según la guía de Trek, hay tres elementos imprescindibles para enseñar a un niño a montar en bicicleta. El primero, obviamente, es la propia bici. “Como padres, todos queremos lo mejor para nuestros hijos: una bicicleta que sea segura, cómoda, fiable y fácil de usar, sin que cueste un ojo de la cara”, indica la firma estadounidense.

La seguridad es importante, ya que nunca debemos olvidar que caerse al suelo forma parte del aprendizaje. Por eso “el casco es un elemento de seguridad fundamental”.

Para una mayor seguridad, Trek también recomienda utilizar luces de circulación diurna en todo momento. “Todos los niños deben circular con una luz trasera para poder advertir a los demás de su presencia”.

niño en bicicleta

Paso 1: preparar la bicicleta

Antes de aprender a pedalear sobre dos ruedas, tu hijo debe aprender a mantener el equilibrio. Por eso, además de retirar los ruedines que sirven de apoyo a la rueda trasera, también es recomendable quitar los pedales y bajar el sillín para que los pies del niño estén en contacto con el suelo cuando esté sentado encima de la bicicleta. De esta forma tu hijo “sólo se tendrá que concentrar en mantener el equilibrio”.

Paso 2: ‘caminar’ por una superficie plana

Hay que tener en cuenta que no todas las bicicletas infantiles cuentan con mandos de freno en el manillar. Muchas de ellas utilizan el sistema de freno contrapedal. Por eso es importante que el niño aprenda a andar con la bicicleta por un terreno plano y bien pavimentado, preferentemente con hierba a los lados para amortiguar las posibles caídas.

Paso 3: aprendiendo a girar

Una vez que tu hijo se sienta cómodo desplazándose con los pies y le resulte sencillo mantener el equilibrio, llega el momento de que aprenda a girar y cambiar de dirección. Cuando lo tenga dominado, es hora de poner los pedales.

Paso 4: pedalear en compañía

Es importante que la primera salida en bicicleta del niño no sea en solitario, sino que le empujes suavemente y le acompañes corriendo a su lado mientras le animas a pedalear. Así, aunque no le salga a la primera y se caiga varias veces, lo seguirá intentando.

Compártelo

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer