¿Me compro una bicicleta de aluminio o una bicicleta de carbono?

Cuando nos disponemos a adquirir una bicicleta, una de las posibilidades entre las que podremos elegir será el material en el que está fabricado el cuadro, ¿es mejor comprar una bicicleta con cuadro de aluminio o una bicicleta con cuadro de carbono?

Con los años y su abaratamiento, se ha generalizado tanto la elección del carbono que hay quien afirma que las bicis “buenas” son las fabricadas en este material, quedando la percepción de que el aluminio está más enfocado a bicicletas de gama inferior y montajes más modestos. De hecho, las marcas tienden a destinar este material a los modelos de entrada de sus diferentes gamas, siendo los modelos superiores los de carbono.

¿Pero podemos afirmar que una bicicleta de carbono será siempre una bici mejor? La respuesta es un no rotundo.

El carbono cuenta con innegables virtudes, como su capacidad de flexión y absorción, y su rigidez. En el ciclismo de carretera es muchísimo más cómodo. En cuanto a la bicicleta de montaña, añade un pequeño extra de amortiguación al que ya aportan las suspensiones. Y sobre todo está la virtud más celebrada en este material: su mayor ligereza.

Pero todo tiene su contra, y el hecho de que el cuadro de una bicicleta sea de carbono puede suponer una diferencia sustancial en su precio final, incluso a igualdad de componentes, haciendo que en ocasiones esté justificado que nos planteemos adquirir un modelo de aluminio.

Las marcas suelen aumentar la calidad de los componentes con los que equipan a sus cuadros según sea el material de los mismos, relegando los montajes más económicos a los modelos de aluminio. Pero a veces podemos encontrar marcas que en dos modelos propongan unos componentes prácticamente idénticos, a excepción del material cuadro.Bicicleta Scott Scale

Scott Scale de aluminio vs Scott Scale de carbono

Tomemos un ejemplo: la gama de bicicletas de montaña Scott Scale de este año 2016. El modelo 740 es el tope de gama en cuanto a los montajes en aluminio, y equipa horquilla Fox Float 32 Performance con control remoto, cambio y pulsadores Shimano XT de 22 velocidades, desviador XT, bielas igualmente XT, piñones XT y unos frenos hidráulicos Shimano SLX. Sorprende que además monte unos anecdóticos pedales de plástico Wellgo. El peso total asciende a 11.2 kilos, con un precio en catálogo de 1999€.

El modelo de carbono equivalente por precio sería el Scale 735, con un montaje francamente inferior: a igualdad de horquilla, el cambio -pese a seguir siendo Shimano XT- se queda en 20 velocidades. El desviador, bielas y piñones son de la gama Deore, mientras que los frenos son unos pobres M-386, no especialmente reconocidos por su capacidad de retención. El peso queda en 10.9 kilos (recordemos que el modelo de aluminio monta unos “pedales” de plástico que aumentan el peso final, inexistentes en el modelo 735), y el precio de catálogo es de 2299€.

Es decir, el carbono supone una diferencia de 300 euros más por un montaje inferior y un peso prácticamente idéntico. Para igualar el montaje del modelo 740 de aluminio, habría que irse a la Scott Scale 710 de carbono, en el que a excepción de una horquilla de un modelo superior, el resto de piezas mecánicas son las mismas. El peso baja sustancialmente, esta vez sí, hasta los 10.2 kg, pero el precio se dispara hasta los 3.500 euros.

¿Merece la pena pagar 1500 euros más por un cuadro de carbono y una horquilla un escalón superior que tan sólo reducen 1 kilo de peso? Con esos 1500 euros ahorrados en el modelo de aluminio se podrían cambiar otros componentes, como las ruedas y la horquilla, equiparando el peso de ambas, y probablemente seguiríamos ahorrando dinero.

Resumiendo, nuestro consejo desde Tuvalum es que nunca descartéis las bicicletas de aluminio, pues podéis encontraros auténticas joyas.

Compártelo

David Batres tiene dos grandes pasiones: el ciclismo y la literatura. Ha traducido al castellano los libros “La Historia del Ciclismo en 80 días” y “Maillots Ciclistas”, publicados por la editorial Libros de Ruta.

9 comments On ¿Me compro una bicicleta de aluminio o una bicicleta de carbono?

  • Jose Maria Muguruza

    yo, digo otra cosa, en bicicleta de carretera, para mi tiene un pase el tema del carbono, ¿pero en una bicicleta mtb? bueno, puede tener un pase si te sobra el dinero, conozco muchos cuadros de carbono partidos por golpes,y no demasiados de aluminio y como bien dice el articulo a igualdad de montaje, 500 euros de diferencia en precio, a mi desde luego no me merece la pena

  • Pingback: Todo lo que debes saber sobre materiales de cuadros de bicicletas ()

  • Pingback: La clave para aligerar tu bicicleta no está en el cuadro, sino en las ruedas ()

  • ¿Flexibilidad del carbono? pero si el carbono apenas flexa un 2% o poco más y el resto de materiales entre un 12%-16% ¿de qué flexiblidad habla el que ha escrito el artículo? y lo gracioso es que en la misma frase habla de la rigidez del carbono, cuando la rigidez es exactamente lo contrario a flexibilidad.
    Los cuadros de carbono son rígidos, y frágiles si reciben un golpe o esfuerzo desde una dirección para la que no estan diseñados, e incluso así muchos acaban quebrando.

  • Es puro marketing hay bicis buenas y bicis malas…de acero , aluminio, y carbono.
    Yo no he encontrado ninguna de las supuestas ventajas inclusive la más recurrente comercialmente (el peso) para cambiar mi gravel de aluminio /carbono por otra bici full carbon. Después de estudiar distintos modelos , componentes,etc durante un par de meses …no he encontrado una bici que supere las prestaciones que tengo ahora y que justifique una inversión sería en un cambio al carbono. Y estoy hablando de bicis que cuatruplican el valor de la mía. Es puro marketing , consumismo y negocio. Es de lo que va todo esto. Siempre pongo como ejemplo irrefutable el repaso que dio rominguer a indurain y su cabra unos mese después de su récord de la hora , y con una bici convencional sin carbono por ningún lado.

  • Miguel arroyo de bike Alive , con amplia experiencia , titulación mecanico UCI, y constructor de cuadros, siempre echa flores sobre mi bici de aluminio cada vez que aparezco por su tienda, pego claro si negocio no es vender bicis y eso me da confianza. Y no me recomienda cambiar a un cuadro de carbono , al menos no cualquiera… Confío en su criterio y poco o nada en las revistas o tenderos que abusan del engaño para explotar su negocio .

  • Yo wstoy dudando entre la Giant Fanthom 29 y la Giant XTC Advanced 29er 2GE. El precio es el mismo, pero los componentes de la Fanthom son superiores. Que haríais vosotros? Decir que no hago muchos km en bici tampoco. es para salir los findes de otoño-invierno con los amigos del club.

    • victor fabian orozco lopez

      Depende mucho de tu tipo de conducción, si eres un jinete agresivo, competitivo, que buscas una posición racing te recomiendo la XTC, y si buscas divertirte, que la bicicleta te de seguridad en los senderos y bajadas técnicas sin duda la fathom, que esta considerada como una bicicleta de geometría relajada para ciclistas principiantes, o personas no gusten de ir muy tumbados hacia el manillar. Tuve una XTC slr 27.5 2016 la cual es muy reactiva y racing o sea el cuerpo va mas doblado hacia el manillar, la cambie por la fathom 1 2018 29er. la cual se come todo lo que encuentra en su camino y pesa 12.5 kg. aprox. al final estoy contento con la fathom y sus componentes, droppost o tija telescopia, su 1×11 y, suspensión axon. Saludos desde México.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer