¬ŅVale la pena invertir en unas ruedas de carbono para mi bicicleta de monta√Īa?

¬ŅVale la pena invertir en unas ruedas de carbono para mi bicicleta de monta√Īa?

Las ruedas de fibra de carbono se han asentado finalmente en el mountain bike, aunque lo han hecho un poco más tarde que en ciclismo de carretera. Su menor peso ha sido el argumento principal del éxito en las bicicletas de alta gama.

Pero cada vez son m√°s bikers que, con un bicicleta de gama media, han decidido aligerarla, comprando e instalando un par de ruedas de carbono.

>> Ofertas de ruedas para mountain bike

Si eres uno de esos bikers¬†que est√° plante√°ndose comprar unas ruedas de carbono, pero a√ļn no tienes claro si merece la pena realizar esta inversi√≥n, a continuaci√≥n de contamos los pros y contras que tiene cambiar las ruedas de aluminio de tu bicicleta de monta√Īa por unas llantas de carbono.

Punto a favor: son m√°s ligeras

Ruedas de mountain bike

Es la gran ventaja de una llanta fabricada en fibra de carbono. Adem√°s multiplica sus beneficios al tratarse del componente en movimiento de mayor tama√Īo de la bici.

Esto quiere decir que el ahorro de peso, en torno a 400 gramos de media por par, se notar√° mucho m√°s si instalas unas ruedas de carbono que si haces lo mismo con un manillar, la potencia o la tija, piezas m√°s peque√Īas que no son tan determinantes a la hora de mover la bicicleta.

Por otro lado, el peso de las ruedas en rotación incrementa también la inercia, que es necesario modular a la hora de bajar, o reducir mediante tus fuerzas si subes. El control o reducción de la inercia conlleva un aumento del gasto energético por parte del ciclista.

Relacionado:  La clave para aligerar el peso de tu bicicleta est√° en las ruedas

Por esta razón, aligerando el peso en las ruedas no sólo conseguirás rodar más rápido, sino que también ahorrarás fuerzas.

Punto a favor: son más rígidas

Mec√°nico de bicicletas

El grado de rigidez estructural de una rueda de carbono para mountain bike es mayor que una de aluminio, utilizando menos material. Y en un componente tan importante para una bicicleta como son las ruedas sus beneficiosos efectos se multiplican, al igual que sucede con el peso.

Este aumento de la rigidez se traduce en mejores sensaciones a la hora del manejo de la bicicleta. Esta propiedad permite que la inercia quede contenida en la rueda y no se disipe tanto como en unas ruedas de aluminio, consiguiendo flexar menos.

Gracias a esto sentirás más el movimiento de la dirección en tus manos, casi como una prolongación de las mismas.

Relacionado:  Todo lo que necesitas saber para comprarte unas ruedas de mountain bike

Del igual modo, una rueda más rígida y ligera es más controlable en la gestión de curvas, así como en aceleraciones y a la hora de subir cuestas.

Punto a favor: el carbono es m√°s resistente

En este punto llega el momento de desmontar el extendido y falso mito de que las ruedas de carbono son menos resistentes que las de aluminio.

La propia composición del material utilizado, el composite de carbono (el mismo que se usa para fabricar los cuadros de las bicicletas), una mezcla de fibras y resinas sintéticas, incrementa la unión de las diferentes láminas de carbono que forman la pieza.

Con esto se consigue un material compuesto muy duro, rígido y estable a altas temperaturas, que es capaz de disipar la fuerza de un impacto (como el de piedras, la recepción de saltos o choques) con mayor eficacia.

En este v√≠deo de la compa√Ī√≠a de ingenier√≠a estructural Ager puedes comprobar y extraer tus propias conclusiones sobre la resistencia del carbono composite, ante golpes de gran intensidad con respecto a otros materiales, como el aluminio o el acero:

Punto en contra: son más difíciles de reparar

El aspecto que quiz√°s ha alimentado falsamente el mito de la fragilidad del carbono para el mountainbike es precisamente el tipo de rotura del carbono.

De entrada recuerda que es mucho m√°s dif√≠cil e infrecuente que una llanta de carbono se da√Īe con un impacto, en comparaci√≥n con una de aluminio.

Pero lo cierto es que, una vez rota, es mucho más difícil repararla, quedando en la mayoría de casos inservible.

Por sus propiedades ultrarr√≠gidas y de poca densidad, el carbono se quiebra, se agrieta o parte, mientras que el aluminio √ļnicamente se abolla, permitiendo as√≠ que pueda seguir us√°ndose (aunque su compartamiento ya no ser√° el mismo y deber√° repararse).

Relacionado:  ¬ŅMe compro una bicicleta de aluminio o una bicicleta de carbono?

Este aspecto es uno de los pocos inconvenientes que ofrecen las ruedas de carbono para bicicletas de monta√Īa. Por la naturaleza del terreno, est√°n m√°s expuestas que las de carretera al impacto de elementos externos, especialmente en las disciplinas m√°s radicales, como el enduro y el descenso, pudiendo partirse y haciendo pr√°cticamente imposible su reparaci√≥n.

Punto en contra: su precio es m√°s alto

Ciclistas MTB

Otra de las barreras para la compra de un set de ruedas de carbono para mountainbike es su alto precio. Siguen siendo m√°s caras que las de aluminio, aunque en los √ļltimos tiempos han llegado al mercado marcas espec√≠ficas de bajo coste que usan composites algo m√°s pesados.

El desembolso medio en un par de llantas de carbono, con sus radios y bujes ya instalados, ronda los mil euros. Por su parte, unas ruedas de aluminio de gama similar tienen un precio por debajo de la mitad, en torno a los 400 euros.

El complejo proceso de fabricación de componentes de carbono, que requieren de moldes especiales que aguanten temperaturas muy altas, así como el mayor precio de la materia prima, hacen que el precio final de venta sea más elevado.

Conclusiones

La introducción de la fibra de carbono en las ruedas de mountainbike ha sido, sin lugar a dudas, un gran avance para la disciplina, por sus beneficios anteriormente explicados.

Pero el incremento del precio de venta y el alto precio a pagar en caso de rotura, que no significa baja resistencia, son las dos principales barreras a la hora de decidirse por ellas.

Por eso, te recomendamos que valores estos pros y contras y que reflexiones para qué finalidad quieres instalarlas.

Si eres un obsesionado del peso y tu intención es favorecer una mejora del rendimiento, sin duda la compra de un set de ruedas de carbono es una inversión que amortizarás rápidamente.

Si eres un rider amante de las rutas radicales o los descensos, tu decisión deberá ser más meditada. Primero deberás contar con un cierto nivel y experiencia en este tipo de terrenos, saber controlar la bici en pendientes extremas, cortados o curvas cerradas. Una cualidad que acabará por no exponer tanto la llanta a los golpes y disfrutar al mismo tiempo de las mejoras del carbono.

Si eres un biker novel, es m√°s recomendable que empieces con unas ruedas de aluminio. Las reparaciones en caso de recibir alg√ļn golpe son m√°s sencillas de realizar y m√°s baratas. Adem√°s, durante la conducci√≥n tendr√°s sensaciones de control y manejo en las bajadas muy aceptables.

Comp√°rtelo
Deja un comentario

El blog de Tuvalum