Bicicletas y consejos para ciclistas como tú
Buscar
Buscar
Girmay: el ciclismo africano que llama a la puerta

Girmay: el ciclismo africano que llama a la puerta

Biniam Girmay
Imagen: ASO / Alex Broadway

2022 ya forma parte de la historia del ciclismo. El 27 de marzo, el eritreo Biniam Girmay (Intermarché-Wanty) se convertía en el primer africano de raza negra en ganar una clásica ciclista: la prestigiosa Gante-Wevelgem.

Bien es cierto que lo de Girmay se veía venir. En 2021, marcaba un hito al hacerse con una medalla de plata en el Mundial sub 23 de Lovaina.

Aquello desató la locura. Muchos eritreos afincados en Europa acudieron a Bélgica para acompañar a su compatriota. Pero pocos pensaban que sería capaz de alcanzar la gloria. El revuelo que se armó en Eritrea fue de los que marcan época. Girmay fue recibido con todos los honores, desfile incluido por las calles de la capital, Asmara.


En este vídeo casero puedes hacerte una idea del revuelo que se armó en las calles de Asmara con motivo del regreso del equipo nacional.


No era la primera vez que Eritrea vivía momentos ciclistas épicos. En 2015, Daniel Teklehaimanot y Merhawi Kudus se convertían en los primeros ciclistas del África Negra en participar en el Tour de Francia. El primero de ellos, incluso, vistió el maillot de líder de la Montaña durante varias jornadas. Los eritreos se frotaban los ojos. De vuelta a casa, fueron también recibidos como héroes nacionales.

Con la victoria de Girmay en Flandes, Eritrea da un paso más en su crecimiento como potencia ciclista en el Cuerno de África. La bici forma parte de su identidad. Su autoritario régimen lo sabe y lo emplea como propaganda; una forma de presentarse al mundo de una forma amable y dinámica.

Biniam Girmay en Paris Niza
Girmay, maillot blanco tras una etapa de la París-Niza 2022. Imagen: ASO / Alex Broadway

El ciclismo es el deporte rey en Eritrea. Sólo el fútbol es capaz de atraer tanta pasión, pero la afición se vino abajo cuando la selección nacional desertó al completo aprovechando un viaje a Uganda.

Es raro el fin de semana que las calles de Asmara, la capital, no se cierran al tráfico por la celebración de alguna carrera ciclista.

Esta pasión de los eritreos por el ciclismo proviene de la intensa influencia italiana. Desde 1890, y hasta la Segunda Guerra Mundial, Eritrea fue colonia italiana. En los años 30, los grandes de la época ya viajaban a este país. Eran los tiempos de los Binda, Bartali y compañía. De hecho, en la lengua local (tigrinya) “bicicletta” es un término de uso cotidiano.

En los años 60, los eritreos eran los únicos ciclistas del África Negra con presencia en los Juegos Olímpicos, si bien competían bajo bandera etíope, que en aquella época controlaba el país.

Girmay en el Tour de la Provenza 2021
Girmay, en el Tour de la Provenza (2021) – Imagen: Marianne Casamance.

En sus entrevistas, Biniam Girmay admite que sueña con una victoria en una Milan-San Remo. De momento, ya ha puesto una pica en Flandes. También le gustaría parecerse a Peter Sagan. Quién sabe si no será el eslovaco quien mire con envidia el palmarés de este ciclista, con toda una carrera por delante.


¿Quieres revivir la gesta lograda por Biniam Girmay y la enorme celebración de todo su equipo en Bélgica?


Compártelo
Deja un comentario