Qué tamaño de rueda elegir en una bicicleta de montaña

Qué tamaño de rueda elegir en una bicicleta de montaña

Ruedas de mountain bike
Imagen de Depositphotos

Actualmente, el tamaño de ruedas de 29” para bicicletas de montaña es el estándar indiscutible de la modalidad. Ha eclipsado y dejado prácticamente en desuso a las ruedas de 26” y arrinconado a las de 27,5”. La idea de comprarse una bicicleta con estas últimas medidas parece que ya no sirve. Para muchos es, prácticamente, tirar el dinero.

¿Pero es esto cierto? ¿O es sólo uno de esos dogmas (uno más) que se han instaurado en el mercado del ciclismo? Respondemos a estas cuestiones, explicando en detalle cuáles son los beneficios de los distintos tamaños de rueda pequeños para mountain bike y qué importancia tiene su elección.

Evolución de las medidas de rueda en MTB

Primero es necesario contextualizar el porqué de esta evolución en el tamaño de ruedas en la bici de montaña. En los años 1990 -la década de crecimiento e implantación a nivel mundial de este deporte- las ruedas de 26 pulgadas (con diámetro interior de 559 mm) se convirtieron en el estándar más usado.

Las marcas apostaron por este tamaño algo más pequeño que las de las bicicletas de carretera por varios motivos. Se conseguía la adaptación ideal al mayor peso del cuadro y geometría y también a los desarrollos más cortos de una bicicleta de montaña. Con las llantas de 26” se alcanzaba así el mejor equilibrio posible entre pedaleo y manejo en aquellas bicicletas.

¿Por qué ha ido aumentando el tamaño de las ruedas?

Las ruedas de 26” ha sido el estándar que más años se ha mantenido como líder de ventas. Pero a partir del año 2012 aproximadamente las principales marcas (Specialized, Cannondale, Trek, etc.) decidieron aumentar el diámetro de ruedas para conseguir mejores prestaciones. Todo ello sin sacrificar cuestiones clave como la agilidad o el manejo de la bicicleta en los senderos más complicados.

En esta apuesta influyó mucho la propia evolución de los cuadros. La extensión de los cuadros de carbono de gamas altas a medias permitió crear bicicletas más ligeras y compactas sin sacrificar resistencia o rigidez, e incluso aumentándolas. Esto permitía el montaje de ruedas más grandes: 29” para XC y 27,5” para trail y enduro, principalmente, sin que por ello se disparase el peso o el tamaño de la bici.

La fabricación de cuadros cada vez más ligeros y compactos facilitó el montaje de ruedas cada vez más grandes

Sin embargo la primera generación de bicicletas de montaña con ruedas de 29” no tuvo el éxito en ventas esperado. Eran lentas de movimientos, más pesadas que las de 26” y poco funcionales para ciclistas de media y baja estatura. Tuvieron que pasar algunos años para que a partir de 2014 y 2015 los cuadros limaran gramos y perfeccionaran su geometría, consiguiendo así el encaje perfecto con ruedas tan grandes. A partir de ahí surgieron bicicletas de 29” más rápidas (las ruedas más grandes implican mayor inercia), ligeras y manejables.

Con las 29” se estableció un nuevo estándar que acabó desplazando definitivamente a las ruedas de 26” y dejó a las de 27,5” reservadas para modalidades más radicales como el all mountain y el enduro.

¿Merece la pena comprarse una bicicleta de 26″ ó 27,5″?

Rueda trasera de una bicicleta de montaña
Imagen: Oleg Troino

Una vez aclarados los motivos de esta rápida evolución a ruedas más grandes, tal vez te sigas preguntando por qué sigue habiendo tanto debate en torno al tamaño de ruedas en el ciclismo de montaña. ¿Realmente es tan importante?

Tenemos que responderte que sí. Los fabricantes desarrollan sus cuadros de bicicleta dependiendo del tamaño de rueda elegido. Además, el montaje de componentes, neumáticos, ejes, manillares y frenos se eligen también en función de la talla de ruedas. De ahí su importancia capital en el comportamiento y manejo de la bicicleta.

Por ello, a la hora de comprar una bicicleta de montaña nueva o de segunda mano lo primero en lo que deberás fijarte, antes incluso que en el precio o el diseño, es en el tamaño de rueda.

Ya hemos explicado el porqué del dominio actual de las bicicletas de 29”. Pero su éxito no ha acabado completamente con las de 27,5” ni tampoco con las de 26”. Las marcas no han podido resolver aún ciertos desequilibrios y lagunas originados por el aumento del diámetro. Desequilibros que no tienen tanto las 27,5” como las 26”. Por ello aún sobreviven con un nicho de mercado propio (aunque cada vez más pequeño).

Así, tenemos que decirte que dependiendo de tus necesidades y tipo de ciclista que seas no compres por sistema una bici de 29”. En algunos casos puede que te merezca la pena comprar una bicicleta de montaña de 26″ o una de 27,5”. Te detallamos las situaciones y uso recomendado de ambos tamaños.

¿Para qué uso están recomendadas las 26″?

Las mountain bikes de 26” están en desuso, pero no olvidadas ni completamente obsoletas. Siguen vendiéndose, destinadas a determinados usos:

  • Modelos de iniciación o salidas ocasionales: si has comenzado a practicar mountain bike o sales de manera ocasional y en recorridos cortos y sencillos, una 26” puede ser una gran opción por su bajo precio y funcionalidad. En este sentido, te recomendamos buscar en el mercado de segunda mano, donde puedes encontrar una mayor variedad de modelos con montajes de calidad a precio muy atractivo.
  • Para niños o adolescentes: las ruedas de 26” se adaptan mejor a cuadros pequeños y son más manejables y ligeras, perfectas para los bikers más jóvenes.

¿Para qué uso están recomendadas las 27,5″?

En los últimos meses se ha debatido bastante en foros y medios especializados el ocaso de las 27,5”. Pero nosotros lo tenemos claro: las 27,5” aún tienen mucha vida comercial por delante y presencia en el mercado,por varias razones:

  • Estándar recomendado para MTB radical: sobre todo para niveles de iniciación o medio y riders de baja estatura. Su compromiso entre velocidad, aceleración, agilidad y manejo es incluso mayor que el que se puede obtener de una trail, enduro o DH de 29”.
  • Para tallas pequeñas: este mayor equilibrio es óptimo también para personas de baja estatura (hasta 1,70m. o menor). Por ello, las grandes marcas aún ofrecen nuevos modelos con montaje de 27,5” en tallas XS y S.
  • Auge de las MTB Mullet (29 – 27,5”): por último, no debemos olvidarnos del auge de las MTB mullet. Se trata de bicis convencionales o eléctricas que combinan una rueda de 29” delante y una de 27,5” detrás. El objetivo es el de obtener una bici manejable en curvas y aceleraciones y rápida o rodadora al mismo tiempo. Si es lo que deseas en una bicileta de montaña, sin duda debes mirar montajes tipo mullet.

Conclusiones

A la vista de los datos que hemos expuesto te aconsejamos que no te dejes llevar por el furor de las 29” y descartes de entrada cualquier bicicleta con ruedas de un diámetro menor. En determinadas circunstancias, ya sea por tu talla, el tipo de ciclismo de montaña que practiques, el nivel que tengas o el presupuesto, puede que te convenga comprar una de 27,5” o incluso de 26”.

Compártelo
Deja un comentario

El blog de Tuvalum