Primer caso de dopaje tecnológico en una carrera amateur

Desde hace un par de años se viene especulando con la idea de que la última frontera del dopaje en ciclismo no está en el campo de la medicina, sino en el de la tecnología.

En enero de 2016 la UCI sancionó a la ciclista belga Femke Van den Driessche después de que se demostrara que había utilizado una bicicleta con un motor oculto durante una de las pruebas del Mundial femenino de ciclocross de categoría Sub-23.

>>> Así persigue la UCI el dopaje tecnológico

Desde entonces la Unión Ciclista Internacional ha intensificado sus esfuerzos encaminados a la detección de fraudes de este tipo.

policía

Lo sorprendente es que el segundo caso detectado no se ha producido en la alta competición, sino en una prueba de carácter amateur. Un ciclista aficionado francés ha sido detenido durante una carrera acusado de utilizar un motor oculto en su bicicleta.

El corredor estaba siendo seguido por las autoridades del país galo desde hacía varias semanas, ya que los resultados que obtenía resultaban sorprendentes. La Federación Francesa de Ciclismo y la Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje decidió dar aviso el pasado verano a la Policía y emprendieron una investigación que finalizó el pasado domingo, con la detención del ciclista durante una carrera en Aquitania.

La Federación Francesa de Ciclismo pide al Ministerio de Deportes y a la UCI que desarrollen un plan específico para luchar contra el fraude tecnológico en pruebas de categoría amateur

Se trata de un aficionado de 43 años que reconoció los hechos en el momento de su detención. Durante su declaración ante el fiscal que instruye la operación confesó haber utilizado la bicicleta con motor en al menos 5 carreras desde el 21 de agosto, ganando 500€ en premios. Por ello podría enfrentarse a un proceso por fraude deportivo.

En su defensa, el acusado ha señalado que decidió instalar un motor en su bicicleta “para competir en igualdad” con otros ciclistas aficionados, de los que dice que utilizan “diversos métodos de dopaje”.

ciclistas corriendo

Desde la Federación Francesa de Ciclismo consideran este caso como “un verdadero insulto a nuestro deporte”, hasta el punto de que le han pedido al Ministerio de Deportes francés y a la UCI “un plan de acción ambicioso para luchar contra el fraude tecnológico en eventos de alto nivel, pero también y, quizás más aún, en pruebas amateurs”.

La bicicleta llevaba incorporado un motor oculto en el eje pedalier. La batería se camuflaba en el bidón. La Federación Francesa de Ciclismo ha advertido que intensificará los controles en las carreras de aficionados, temiendo que este tipo de fraudes comiencen a extenderse.

Acoplar un motor al eje pedalier para proporcionar una ayuda extra al pedaleo no supone un gran reto tecnológico. Existen en el mercado kits eléctricos que pueden instalarse en prácticamente cualquier modelo de bicicleta.

En la última edición de la Feria Unibike, celebrada recientemente, pudimos ver en acción cómo funciona uno de estos kits, con la batería alojada en el bidón del tubo vertical y el motor en el eje pedalier.

Wow! Este kit eléctrico lleva un oculto en el pedalier. ¡Y la batería es el bidón! Una de las novedades de Vitoria en la Feria #Unibike

Una publicación compartida de Tuvalum Sports (@tuvalum) el

Compártelo

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer