Cómo mejorar tu bicicleta de montaña

Cuando nos compramos una bicicleta queremos que dure mucho tiempo con nosotros. Una de las claves principales para una buena compra es buscar una bicicleta con el mejor cuadro que nos podamos permitir.

Y es que a veces nos cegamos con los componentes que trae de serie, obviando tanto la calidad del cuadro como si su geometría es la que mejor se adapta a nosotros.

Los componentes son pasajeros y siempre será más económico ir mejorándolos poco a poco, bien por el desgaste o porque queramos ir haciendo un upgrade progresivo en función de nuestros ahorros, que tener que cambiar el cuadro porque queramos uno mejor.

En este artículo te mostraré algunas de las mejoras que se le puede hacer a tu bicicleta de montaña.

En el momento que nos planteamos mejorar nuestra bicicleta de montaña, tenemos que pensar cuál es el objetivo que queremos conseguir. En función del tipo de mejora, podríamos clasificarlas en cuatro grupos:

  • Peso
  • Rendimiento
  • Comodidad (confortabilidad)
  • Estética

Primera mejora: las ruedas

Mecánico de bicicletas

Si queremos hacer una mejora notoria sobre nuestra bici, el primer sitio y más importante donde debemos mirar son las ruedas.

Bajar de peso en las ruedas de tu bicicleta de montaña (y sobretodo en la zona más exterior) debido a las inercias, será donde más notes el cambio y donde mayor rendimiento consigas.

Si aparte cambiamos el material de las ruedas y pasamos al carbono, ganaremos en rigidez y conseguiremos una rodada mucho más suave y más estable.

Relacionado:

>> La clave para aligerar el peso de tu bicicleta está en las ruedas

>> Consejos para comprarte unas ruedas de mountain bike

>> Comprar ruedas de mountain bike

La importancia de los neumáticos

El peso de las cubiertas, al estar en la parte más externa de nuestra rueda, influirá más que el de, por ejemplo, un buje y mucho más que el de una tija.

Una opción para bajar el peso en la parte externa de la rueda, y así ganar en rendimiento, es cambiar nuestras cubiertas por unas más ligeras. Sin embargo, esto puede tener el contrapunto de que se puedan rajar o pinchar con mayor facilidad.

Para esto tendremos que tener muy claro por qué zonas solemos rodar, y si nos merece la pena irnos a cubiertas más ligeras o bien añadir un poco más de peso y buscar alguna cubierta reforzada con algún material que le de más resistencia o simplemente buscar un TPI más bajo.

¿Qué es el TPI?

El número de TPI de una cubierta indica la densidad de hilos de nylon que hay en una pulgada cuadrada del neumático. De tal manera que si tiene un TPI muy bajo, eso quiere decir que tiene más goma y es más pesado y, en principio, más resistente. Por el contrario, TPIs altos indican que es una cubierta más ligera.

¿Tubelizar o no tubelizar?

Sin duda, tubelizar es la primera mejora que deberías hacerle a tu bicicleta de montaña. Es una mejora barata, vas a quitarle peso a la rueda y te vas a quitar de encima muchos disgustos en pinchazos.

Como punto negativo, las ruedas tubeless requieren un mantenimiento periódico. Cada 6 meses deberemos echarle un vistazo al estado del líquido y, o bien nos tocará rellenar un poco la rueda o renovar el líquido.

>> Las ventajas de llevar ruedas tubeless en mountain bike

Otros componentes en los que invertir

Evidentemente, los elementos de transmisión como el grupo de cambio, el cassete, el plato o las bielas son las inversiones más recurrentes a la hora de buscar un mayor rendimiento de la bicicleta.

>> ¿Debería cambiarme a una transmisión 1×12 en mountain bike

Sin embargo, hay otros que a menudo pasan desapercibidos pero que realmente suponen una manera de mejorar tu bicicleta de montaña. A continuación se indican algunos de ellos.

Invertir en comodidad: el sillín

Si se suele decir que cada persona es un mundo, con los culos con mayor razón aún. No hay un consenso sobre cual es el sillín ideal o el más cómodo.

Nuestra mejora en sillín puede ir enfocada al peso, a evitar problemas de adormecimiento en las partes nobles (sillín anti prostático) o para buscar comodidad con sillines más o menos acolchados (aunque en este punto la clave estará más en una buena badana de culotte que no en un sillín con un cojín como el de un sofá).

Cambiar la potencia

Hay fabricantes de mountain bikes que consiguen bajar sus precios poniendo potencias de una calidad inferior a la media de la bicicleta, ya que una potencia mejor o peor no suele ser el punto clave que te haga decidirte por una u otra bicicleta.

Aquí tendríamos un componente donde conseguir una mejora en dos factores a un precio contenido:

  1. En peso. Por ejemplo, cambiando tu potencia de aluminio a una de carbono.
  2. En rendimiento y comodidad. Si la geometría de tu bicicleta no se adapta perfectamente a ti, cambiando la potencia podrás jugar con distintas longitudes y diferentes ángulos hasta encontrar el que mejor te convenga.

Si no tienes claro qué postura o longitud de potencia es la ideal para ti, recomendamos un estudio biomecánico para evitar futuras lesiones o para optimizar tu rendimiento.

Un manillar más ancho

Manillar de MTB

Al igual que pasaba con las potencias, los manillares también son un elemento que podemos mejorar, bajándole de peso al de serie o incluso buscando manillares más anchos que nos den más seguridad en las bajadas.

Los puños

Unos puños que hagan juego con el color del cuadro o probar distintos materiales como la espuma o la silicona, pueden ser otras mejoras en la búsqueda de comodidad, agarre y estética.

Cambiar la tija convencional por una telescópica

No todo tienen que ser mejoras en el peso. La tija telescópica te puede dar ese plus de comodidad y seguridad en las bajadas técnicas añadiendo disfrute a tus salidas. Para algunos ciclistas la tija telescópica se ha convertido en un accesorio imprescindible.

Conclusiones

Si lo que buscas es comprar una bicicleta de montaña, lo mejor que puedes hacer es hacerte con una con un buen cuadro. Después, según te vayan surgiendo las necesidades (o los caprichos, hay que reconocer que a veces somos un poco caprichosinos) irás cambiando poco a poco tu bicicleta para mejorarla.

Si tienes algo de dinero ahorrado, lo ideal es comenzar por unas buenas ruedas. Si no, tampoco te preocupes, puedes empezar por unos puños bonitos o unos pedales de una gama un poco superior. Sea una cosa u otra la que cambiemos, cuando lo estrenemos nos hará sentir en la bicicleta como un niño con zapatos nuevos.

Compártelo

Viviendo el ciclismo las 24h. Miembro de Bikineros, emprendedor con ememedia.es, sufridor encima de la bici y disfrutón frente al mantel de cuadros. Padrazo cuando no pedalea.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer